Cuando llega el momento de tomar la decisión de contratar a una empresa que transporte mercancías a lo largo y ancho del país, es de gran importancia el considerar una variedad de características para garantizar que los bienes alcancen su destino en las mejores condiciones.

Un factor básico al momento de seleccionar al transportista es el precio. Cotizar con diferentes proveedores y hacer una comparación en los precios es sumamente recomendable, pero no determinante; es necesario considerar algunos factores como:

  • Conocer a la perfección la ruta por la que se van a trasladar. De preferencia la empresa por la que se decida, debe ser especialista en ese recorrido.
  • Que las unidades con las que se va a hacer el traslado tengan la capacidad y dimensiones para los distintos tipos de pesos de su mercancía.
  • Incluir un seguro que considere en su cobertura los posibles riesgos que puedan ser responsabilidad directa o indirecta del transportista.

La puntualidad, la experiencia y la imagen institucional son determinantes para reafirmar la seguridad. Recuerde que la empresa que usted elija, está transportando lo más valioso que tiene su negocio: su mercancía.